Saltar al contenido

Yogurtera Lidl

Las yogurteras son tendencia desde los últimos años y se han convertido en ese tipo de pequeño electrodoméstico que todo el mundo quiere tener en su casa. Porque nos permite ahorrar dinero, disfrutar de un alimento como el yogur de forma saludable y encima personalizar los sabores de la forma en que más nos guste.

Por ello muchas tiendas han comenzado a introducir yogurteras en sus catálogos con la intención de responder a las necesidades de los clientes. Una de ellas fue Lidl, que ante la gran demanda que tiene este producto llegó a ofrecer a sus clientes una yogurtera que se acabó convirtiendo en un gran éxito y que no tardó en agotarse.

Comparativa de las mejores yogurteras Lidl del 2022

Gama Premium
Imagen
Moulinex Yogurteo YG231E - Yogurtera, capacidad de 7 tarrinas de 160 ml libres de BPA aptas para el...
Valoración
Yogures
7 x 160 ml
Potencia
13 W
Temporizador
Imagen
LAGRANGE 439101 - Yogurtera, 7 envases Fabricante de Yogur marrón
Valoración
Yogures
7 x 165 ml
Potencia
13 W
Temporizador
Review
-
Mejor Elección
Imagen
Severin Yogurtera con tapa transparente, incluye 7 tarros con tapa antiderrames de 150 ml cada uno,...
Valoración
Yogures
7 x 150 ml
Potencia
13 W
Temporizador
Review
-
Imagen
Clatronic JM 3344 Yogurtera, 14 W, Plástico, Blanco
Valoración
Yogures
7 x 160 ml
Potencia
14 W
Temporizador
¡Súper Precio!
Imagen
Ariete Yogurtera 617 de 1.3 litros, 7 tarros de cristal, tapa transparente, botón encendido...
Valoración
Yogures
7 x 190 ml
Potencia
20 W
Temporizador

¿Quieres comprar una yogurtera Silvercrest en oferta?

Ver más ofertas en Amazon

El origen de las yogurteras de Lidl

Los supermercados Lidl se caracterizan por saber combinar los productos de alimentación y de consumo diario con artículos que están siendo demandados por el público y que cuentan con una alta probabilidad de ventas. La compañía siempre está al acecho de conseguir las mejores propuestas para sus clientes. Así es como en el año 2015 se sacaron de la manga su yogurtera, una máquina que sorprendió a los consumidores no solo por su precio, sino también porque era capaz de proporcionar unos resultados muy satisfactorios.

En poco tiempo la yogurtera de Lidl se convirtió en leyenda porque se agotó con rapidez. Eso ayudó a que el interés por las yogurteras en España aumentara de forma notable. Su popularidad encendió una mecha entre los ejecutivos de Lidl, que sabían que tenían que seguir fomentando este tipo de producto para responder a la demanda de los consumidores.

Así fue como posteriormente llegó una revisión de la yogurtera, con mejor diseño y prestaciones, pero manteniendo lo que había caracterizado al modelo original: su eficacia y su precio reducido.

yogurtera lidl

Silvercrest: la marca detrás de las yogurteras de Lidl

Una de las preguntas que se hace todo el mundo cuando ve lo rápido que se venden los pequeños electrodomésticos de Lidl es quién los fabrica. ¿Quién puede ser responsable de tal trabajo teniendo en cuenta el precio reducido al que se comercializan?

En principio la respuesta es Silvercrest. Pero en realidad, este nombre solo es la representación de la marca blanca de la propia Lidl. Es decir, una marca registrada por el propio supermercado de origen alemán con la intención de englobar todos sus electrodomésticos. Teniendo en cuenta que Lidl no es fabricante esto implica que tiene que haber alguien por detrás encargándose de estos productos.

Distintas investigaciones han destapado algunos de los nombres que trabajan detrás de Lidl en las sombras, pero específicamente no se ha determinado quién se ocupa de las yogurteras. Dos de los nombres de empresas que trabajan con Lidl son las alemanas Hoyer Handel y Kompernass, entidades que prefieren mantener un perfil bajo para que sea el nombre del supermercado y de su marca blanca quienes se queden con toda la gloria. En realidad, ambas empresas son fabricantes de electrodomésticos que trabajan con otras marcas blancas y que actúan sin buscar la exposición de otras entidades.

En algunos casos Lidl también recurre a empresas chinas para sus pequeños electrodomésticos y en una situación se produjo un escándalo cuando dentro de un robot de cocina un cliente se encontró un micrófono inactivo. Eso llevó a que todos nos planteásemos: ¿de verdad es conveniente comprar productos de Lidl de este tipo? ¿no sería mejor recurrir a otros modelos?

Nosotros os recomendamos a lo largo de este artículo alternativas, porque al fin y al cabo, a día de hoy es imposible echarle el guante a la yogurtera de Lidl. Está descatalogada y lo más probable es que todavía pasen unos años hasta que volvamos a encontrarnos con un nuevo modelo.

Ventajas de las yogurteras de Lidl

Si son productos que se venden de una forma tan masiva es lógico que hay un motivo para que esto ocurra. Algunas de las razones son las siguientes:

  • Precio muy reducido
  • Funcionalidad directa y sencilla
  • Los resultados suelen ser buenos
  • Tienen la durabilidad que se puede esperar y funcionan bien mientras los usamos
  • Incluyen instrucciones y es fácil aprender a sacarles partido
  • Son una buena forma de estrenarnos con un producto que desconocemos
  • Requieren poca inversión y ofrecen una gran relación calidad-precio

Desventajas de las yogurteras de Lidl

Pero como os podéis imaginar, no es oro todo lo que reluce, por lo que hay algunos motivos por los que quizá deberíamos pensar en pagar un poco más y comprar una yogurtera de una marca de calidad en la cual podamos confiar más ciegamente:

  • No suelen tener opciones adicionales, ni temporizador ni programación
  • La durabilidad a largo plazo es reducida
  • Son muy simples

¿Cómo es la última yogurtera de Lidl?

Es la representación del modelo más low cost que podamos imaginar, ya que está dirigida a cumplir con su misión principal sin más, sin alardes y sin ofrecer algo añadido. Pero su trabajo primordial lo cumple de forma más que sobresaliente, lo que significa que por una inversión mínima vamos a poder dejar de comprar yogures y disfrutar preparándolos por nosotros mismos.

Su potencia energética es de 18 vatios y tiene un total de siete botes para yogur que podemos llenar con una capacidad de 180 ml. El sistema es tan simple como poner los botes con la preparación de ingredientes, encender y dejar que pase el tiempo hasta que hayan transcurrido las horas necesarias para apagarlo. Nosotros nos tendremos que ocupar de pulsar el botón de apagado, lo que hará que termine la preparación de los yogures y que al mismo tiempo se desconecte la máquina hasta que la necesitemos en otra sesión.

La estructura es de acero inoxidable, tiene sistema antideslizante en su base y los botes se cierran con rosca. Además, hay que añadir que tanto los botes, como las tapas e incluso la tapa de la propia máquina se pueden lavar cómodamente dentro del lavavajillas.